Estos conciertos presentan a niños, jóvenes y adultos de una manera pedagógica y divertida la música sinfónica. En algunas obras, se usa el juego, la narración, proyección en vivo y escenografía para interpretar y recrear las obras que lo requieran.